Taller de Informática

Sistemas Linux no avalados por GNU

Extraído del sitio: http://www.gnu.org/distros/common-distros.es.html

Explicando por qué no avalamos otros sistemas.

A menudo nos preguntan por qué no avalamos un sistema en particular, normalmente una distribución GNU/Linux popular. La respuesta corta a esa pregunta es que no respetan las pautas para distribuciones de sistemas libres. Pero como no siempre es fácil ver en que falla un sistema en particular en seguir las pautas, seguimos recibiendo estas preguntas. Hemos publicado esta lista para ayudar a responderlas.

Para saber más acerca de las alternativas libres a esos sistemas, visite nuestra lista en distribuciones libres de GNU/Linux.

Excepto donde se indica, todas las distribuciones listadas en esta página no aprueban las pautas en al menos dos aspectos importantes:

  • No contienen una política de incluir sólo software libre, y eliminar el software que no sea libre que se descubra. La mayoría de ellas no tienen en absoluto una política clara sobre qué software aceptarán o rechazarán. Las distribuciones que sí tienen una política, desafortunadamente no son lo suficientemente estrictas, como se explica debajo.
  • El núcleo que distribuyen (en la mayoría de casos Linux) incluye blobs: piezas de objetos de código distribuidos sin la fuente, generalmente firmware para operar algún dispositivo.

Más abajo hay notas adicionales sobre algunas distribuciones GNU/Linux populares, en orden alfabético. Puede que no se liste todos los problemas. Aunque hicimos tanto como fue posible para ser exhaustivos, pueden existir otros problemas que cuales simplemente desconocemos. Por otro lado, las circunstancias pueden haber cambiado desde la última vez que actualizamos esta página. Si cree que uno de los problemas indicados aquí ha sido solventado, por favor, háganoslo saber. Evaluamos cuidadosamente todos los sistemas antes de avalarlos.

Arch GNU/Linux

Arch sufre los dos problemas habituales: no hay una política clara sobre el software que se puede incluir y bloques binarios que no son libres se entregan con su núcleo Linux. Arch tampoco tiene una política acerca no distribuir mediante sus canales habituales software que no sea libre.

CentOS

No conocemos problemas en CentOS, aparte de los dos habituales: no existe una política clara sobre qué software pueden incluir, y distribuyen blobs que no son libres con Linux, el núcleo. Por supuesto, sin una política firme aplicada, podría incluir otro software que no sea libre que podemos haber pasado por alto.

Debian GNU/Linux

El Contrato Social de Debian proclama el objetivo de hacer que Debian esté formado completamente por software libre, y Debian mantiene voluntariamente el software que no es libre fuera del sistema Debian oficial. De acuerdo al proyecto, este software «no es parte del sistema Debian», pero el repositorio está alojado en muchos de los servidores principales del proyecto, y la gente puede conocer rápidamente el software disponible mediante la consulta de la base de datos online de Debian. No podemos promocionarlo porqué dirige demasiado a los usuarios hacía software que no es libre.

Las versiones anteriores de Debian también incluían paquetes binarios que no eran libres con el núcleo Linux. Con la publicación de Debian 6.0 («squeeze») en febrero de 2011, estos paquetes binarios se desplazaron de la distribución principal al repositorio de software no libre.

Fedora

Fedora tiene una política clara sobre qué puede incluirse en la distribución, y parece respetarse minuciosamente. La política requiere que la mayoría del software y todas las tipografías estén disponibles bajo una licencia libre, pero hace una excepción para ciertos tipos de firmware que no son libres. Desafortunadamente, la decisión de permitir ese firmware en su política mantiene alejado a Fedora de las pautas para distribuciones de sistemas libres.

Gentoo GNU/Linux

Gentoo facilita la instalación de varios programas que no son libres a través de su sistema de paquetes primario.

Mandriva GNU/Linux

Mandriva tiene una política asentada sobre qué puede incluirse en el sistema principal. Está basada en Fedora, lo que significa que también permite que se incluyan ciertos tipos de firmware que no son libres. Por encima de eso, permite software publicado bajo la «Licencia Artística original», a pesar que se trata de una licencia que no es libre.

Mandriva también provee software que no es libre a través de repositorios dedicados.

openSUSE GNU/Linux

openSUSE ofrece a sus usuarios acceso a un repositorio de software que no es libre. Esto es un ejemplo acerca cómo «abierto» es más débil que «libre».

Red Hat GNU/Linux

La distribución empresarial de Red Hat sigue básicamente la misma política de licencias que Fedora, con una excepción. Por eso, por las mismas razones, no la aprobamos. Además, Red Hat no tiene una política en contra de poner en disposición software que no sea libre, mediante canales de distribución adicionales.

Slackware

Slackware padece los dos problemas habituales: no existe una política específica sobre el software que puede incluirse, y se distribuyen objetos binarios que no son libres en Linux, el núcleo. También incluye el software de visión de imágenes xv, que no es libre. Por supuesto, sin una política firme establecida, podría existir otro software que no sea libre que no hayamos visto.

SUSE GNU/Linux

Además de los dos problemas habituales, varios programas que no son libres están disponibles para su descarga desde el sitio FTP oficial de SUSE.

Ubuntu GNU/Linux

Ubuntu provee repositorios específicos de software que no es libre, y Canonical promueve y recomienda explícitamente en nombre de Ubuntu software que no es libre en algunos de sus canales de distribución. Ubuntu ofrece la opción de instalar únicamente paquetes libres, lo que significa que también ofrece la opción de instalar aplicaciones que no son libres. Además, la versión de Linux que se incluye en Ubuntu contiene objetos binarios de firmware.

Las políticas de marca registrada de Ubuntu prohíben la redistribución comercial de copias exactas de Ubuntu, negando una importante libertad.

Sistemas BSD

FreeBSD, NetBSD y OpenBSD, todas ellas, incluyen instrucciones para obtener programas que no son libres en sus sistemas. Además, sus núcleos incluyen elementos binarios de firmware que no son libres.

Los programas del tipo firmware que no son libres y se emplean en el núcleo Linux se denominan [en inglés] «blobs» y así es cómo usamos el término. En el argot de BSD, el término «blob» tiene un significado adicional: un controlador que no es libre. Algunas distribuciones BSD tienen una política de no incluirlos. Es una política acertada, en relación a los controladores, pero cuando los programadores dicen que esas distribuciones «no incluyen blobs» causa una confusión. No se refieren a los blobs de firmware.

Ninguna distribución BSD tiene políticas en contra del firmware privativo que sólo está disponible en formato binario, que incluso puede usarse enlos controladores.

Haiku

Haiku incluye cierto software que no puede modificar. También incluye blobs de firmware.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: